Teléfono: 91 691 03 22

Como llevar el estilo Nórdico a tu cocina

Los países nórdicos siempre han estado en la vanguardia del diseño, con creaciones impactantes y atractivas, pero sobre todo prácticas.

Por lo cual en el diseño de interiores, y en el diseño de cocinas, Escandinavia siempre será unos de los sitios donde mirar.

El estilo nórdico en la cocina se trata de composiciones minimalistas, en las que el objetivo es conseguir una sensación de amplitud y orden, combinando con elementos que aportan calidez al espacio, normalmente accesorios o elementos en madera o aportaciones más personales al espacio, como papel pintado o azulejos de formas geométricas en las paredes.

Blanco y madera

Cocina estilo nórdico

Podemos conseguir un toque escandinavo en la cocina de diferentes formas.

El color elegido para los muebles es mayoritariamente el blanco, ya sea en la totalidad de los armarios o combinándolo con negros y grises. Otros colores que se suelen usar son grises o azules claros.

Como hemos mencionado se suele recurrir a la madera para dar calidez a estos espacios donde suele predominar el blanco y los tonos claros. Podemos dar nuestro “toque” de madera con las encimeras, suelos o con la mesa y las sillas.

Una de las características principales de las cocinas de estilo escandinavo son las baldas o estanterías vistas. Son elementos que darán un toque moderno y nórdico a tu cocina.

Los estantes nos ofrecen la posibilidad de colocar objetos de manera decorativa y a la vez tener el menaje de uso diario al alcance de la mano de la manera más práctica y natural.

Estanterias

Estanterías vistas en la cocina

Los techos altos también son representativos de este tipo de cocinas, si se va a llevar a cabo una reforma se puede optar por subir (o no bajar) los techos ya que los focos de techo empotrados se pueden sustituir por alguna lampara de diseño que le aporte el toque cálido y personal a la estancia.

Si contamos con una buena altura en la cocina, llevar los armarios hasta el techo puede ser otra elección acertada, ya que de esta manera podemos conseguir la sensación de amplitud deseada. Además si hemos dejado parte de nuestra cocina sin muebles superiores para poder colocar estanterías, llegando con el algunos muebles al techo podemos compensar la posible falta de capacidad.

Muebles blancos - madera - muebles al techo

Techos altos con muebles al techo

A la hora de elegir el suelo debemos de pensar en tonos claros. Es lógico que el blanco y los tonos claros sean predominantes ya que en los países nórdicos gran parte del año cuentan con cielos oscuros, y por tanto la claridad en la cocina es muy necesaria.

Predominan los suelos de madera (o imitación a madera) en tonos claros y medios, grises claros, blancos o blancos con motivos negros y grises.

Como hemos dicho la sensación de espacio es muy importante. Conseguir una noción de amplitud debe ser uno de nuestros objetivos, para esto debemos de aprovechar la luz lo mejor posible.

Un truco puede ser el uso de las rayas, ya sea en una alfombra en el centro de la cocina o con un papel pintado en la pared para hacer que la habitación parezca más grande.

Aplicando un azulejo con formas geométricas en alguna de las paredes podemos lograr el mismo efecto.

Por supuesto el toque final a la cocina se lo daréis con los accesorios. Plantas, pequeños electrodomésticos, lámparas o paños de cocina, nos pueden dar el toque de color final que destaque sobre el conjunto de colores claros y neutros de la cocina.

Blanco toques amarillos

Toques de color en azulejo y alfombra

No hay comentarios

Agregar comentario